La mirada interior

Carta de un paciente hacia la mirada interior.

En el devenir la vida, hay sensaciones que no olvidas, experiencias que modifican lo que antaño parecía un dogma irrefutable. La transformación fue gracias a dirigirla a la mirada interior. La maravilla que creí en el pasado se desmorona al destruir cada peldaño, cada escalón construido se derrumba. Esa realidad, era mi vida volcada hacia el exterior, creando una monumental mella en mi persona. Sigue leyendo

Anuncios

Fluir junto al miedo

Al igual que un río fluye y el agua va recorriendo su trayectoria, nosotros tenemos la llave para no estancarnos.

Solo tú puedes abrir el manantial de tu corazón, nadar con el miedo. Leerlo puede hacerte sentir extraño. El miedo,  ese que escondes como escudo de protección ¿cómo voy a  nadar con él? Sigue leyendo

Vivir en el presente

Muchas veces nuestros días se convierten en automatismos. Es como si mentalmente estuviésemos ausentes. Nos levantamos, nos duchamos, desayunamos, vamos al trabajo… y llega la noche con nuestra sensación, en ocasiones, de sentirnos vacíos; de haber vivido en “piloto automático”, sin parar a contemplar, disfrutar y agradecer el precioso regalo de vivir el día de hoy.

camino carmen calabuig

Nuestra mente utiliza un porcentaje muy elevado en reproducir memorias y recreando escenarios de momentos maravillosos y sólo el 30% de nuestro tiempo en lo que estamos viviendo realmente en nuestro presente. El secreto para sentirse con bienestar consiste en prestar atención a las pequeñas cosas que suceden en el aquí y ahora, en nuestro presente. Sigue leyendo

Muéstrate agradecido

Todo va cambiando y modificándose a lo largo de nuestra vida, vivimos momentos complejos que atravesar. Se nos derrumban estructuras sociales, económicas, laborales y personales en este peregrinar por la vida. Y en ocasiones, todo este remolino de situaciones, de vivencias, experiencias, de creencias, nos traslada a escenarios pésimos, derrotados y con temores a derrumbarnos por completo. Todo ello, puede hacernos perder el rumbo y olvidarnos de las hermosas cosas que a pesar de todo lo que ocurra dentro y fuera de nuestro ser, siguen apareciendo y permaneciendo en nuestras vidas.

“Es tan grande el placer que se experimenta al encontrar un hombre agradecido
que vale la pena arriesgarse a no ser un ingrato”
Séneca

Sigue leyendo