Conectar con la fuente

Conectar con la fuente es acercarse al manantial donde todo brota. Lo denominan Dios, energía universal, fuente, conciencia cósmica… Es aquello invisible, transcendental que nos une a todos y nos revela ser lo mismo aunque no seamos iguales.

“Lo que niegas te somete, lo que aceptas te transforma”
Carl Gustav Jung

Lograr la conexión con la fuente, es factible a través de la meditación diaria. Es profundizar en conocerse de otro modo, desde una mirada enfocada hacia el interior, asumiendo que solo tú, eres el responsable de tu vida. Os invito a realizarla con parsimonia, evitando complicaciones que impidan justificaciones y quejas que obstaculicen su práctica. El “no puedo dedicarme a eso, estoy muy ocupado” o cualquier excusa que pueda darse para no centrarse en sí mismo, les aparta de la fuente.

Cuadro explora a diario la voluntad de Dios

En ocasiones, olvidamos nuestra elección de ver las cosas de este modo particular para conocernos. Acumulamos conclusiones de la vida que llegan a ser más o menos sistemas de creencias rígidos que controlan el modo en que pensamos, cómo nos sentimos respecto a nosotros mismos y a los demás. Limitan nuestra libertad de acción y obstruyen el camino hacia el encanto del crecimiento personal.  Todo ello, puede llevarnos a aprender y acostumbrarnos a permanecer en estados emocionales “negativos”, sin embargo, el reconectar con la divinidad y la armonía nos lleva a una vibración superior que poco a poco transforma nuestra forma de percibir la vida y la realidad que nos rodea, permitiéndonos reaccionar ante cualquier circunstancia en paz y serenidad. Conectarse con la fuente es estar anclados en la luz y el amor. Es brillar con resplandor propia… ser agradecido… vivir la vida con determinación y consonancia.

Conectar con la fuente es más sencillo y simple que todo un entramado de evasivas. Evita especificar un tiempo o un espacio o incluso la hora de realizarla, deja de preocuparte de cualquier ritual. Tan solo es vivir el no tiempo, en un estado de no ser, sencillamente estando tranquilo.

Permítete observar cada detalle. Los sonidos, los aromas, la visión de lo que contemplas, las texturas que puedas apreciar, los gustos que puedas saborear, los movimientos del cuerpo.  Imprégnate sintiendo nuevas energías que están calando en el momento presente, admirando la conexión con la fuente a través de todas las cosas bellas de la vida.

Experimentar, tener curiosidad, espontaneidad, pasión, voluntad. Sentir la capacidad de descubrir una forma nueva de vivir lo cotidiano con un espíritu de inspiración e improvisación únicas. Disfrutar del momento actual, permanecer en el aquí y ahora, valorando lo grande y lo chico, lo inmenso de la creación y lo diminuto. En cada detalle… poder agudizar los sentidos.

Un momento idóneo para conectar con la naturaleza… con lo divino… buscar el silencio, prestar atención a los pájaros… las flores…el sol… la luna… las estrellas, conectar con el cosmos. Nutrirse de la madre Tierra. Mimarse… respirar no perder ese contacto con la respiración consciente, profunda, pausada y adecuada.

Conectar con la fuente es despertar la conciencia, es meditar al ver un paisaje, escuchar la música adecuada,  es avivar la parte creativa que más te agrade, pintar un cuadro, componer música, escribir una poesía…déjate fluir.

“Toda la energía, toda la sabiduría, viene de la misma fuente desconocida
que normalmente llamamos Dios…”
Anuncios

5 comentarios en “Conectar con la fuente

  1. Suena fácil, pero objetivamente como se puede hacer con la renta encima, el pago de la colegiatura, un trabajo poco valorado o sin ventas? “Tan solo es vivir el no tiempo, en un estado de no ser, sencillamente estando tranquilo”, suena muy bien, pero me gustaría saber concretamente como.

    Me gusta

  2. Hola Jesús.
    Gracias por tu comentario. Como dices no es fácil, es día a día, cada cual con sus circunstancias, experiencias, cultura, creencias va a encontrar su propio cómo. No hay respuesta que lo abarque de forma general. Quizás te pueda venir bien comenzar a tomar consciencia y agradecer pequeñas cosillas que nos pasan desapercibidas. Un día más respirar, poder andar, abrazar, valorar a las personas que amamos, sonreír…

    Me gusta

  3. Ansiedad, estrés,, desesperación el olvidó de mis raíces. Es lo que quiero dejar atrás y hallar la razón por la que e vivido en éste cuerpo y en este momento. Gracias por todo

    Me gusta

  4. Me encanta la explocación. Porque unos dias me sentí 100% conectada y presente y es así,tal cual. Gracias
    Has escrito más posts sobre este tema?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s