Vivir en el presente

Muchas veces nuestros días se convierten en automatismos. Es como si mentalmente estuviésemos ausentes. Nos levantamos, nos duchamos, desayunamos, vamos al trabajo… y llega la noche con nuestra sensación, en ocasiones, de sentirnos vacíos; de haber vivido en “piloto automático”, sin parar a contemplar, disfrutar y agradecer el precioso regalo de vivir el día de hoy.

camino carmen calabuig

Nuestra mente utiliza un porcentaje muy elevado en reproducir memorias y recreando escenarios de momentos maravillosos y sólo el 30% de nuestro tiempo en lo que estamos viviendo realmente en nuestro presente. El secreto para sentirse con bienestar consiste en prestar atención a las pequeñas cosas que suceden en el aquí y ahora, en nuestro presente. Es entonces cuando percibes que los días son únicos y especiales, que la vida es el momento actual, lo pasado ya pasó y el futuro es incierto. Por tanto, lo único de lo que estamos seguros es de nuestro momento actual.

“El pasado ha quedado atrás, aprende de él.
El futuro está por llegar, prepárate para él.
El presente está aquí, vívelo”
Thomas S. Monson

Vivir en el presente, prestar atención de forma intencionada es proporcionar una buena dosis de salud diaria para nuestro cuerpo, pensamiento, emoción y relaciones. Dicha salud comienza con esa percepción al aquí y ahora.

“Vive en el presente y haz que sea tan bello que valga la pena ser recordado”
Ida Scott Taylor

Pequeños ejercicios prácticos para fascinarse viviendo en el presente.

  • Abre los ojos y observa los pequeños matices de colores al abrir la ventana al despertar, el aroma del aire renovado al asomarte a ella. Mira el cielo y contempla unos segundos el espectáculo del nuevo día, fíjate en las nubes y sus formas, respira hondo un par de veces.
  • Permítete un baño, algo más pausado y relajado. Siente el agua en tu piel, la fragancia del gel y la temperatura agradable al estar sumergido en ese instante. Aprovecha para sentirte a ti mismo y desconectar de lo demás.
  • Un buen paseo puede reconfortarte y unirte a la naturaleza. No es necesario salir lejos;  un parque, un lugar al aire libre que te agrade. Desconecta de la tecnología en esos momentos. Date el gusto de escuchar los cantos de los pájaros, del susurro del viento e inhalando el aroma de las flores. Observa lo que te rodea y fundirse en ese momento, formando un todo en el ambiente.
  • Hoy es un buen día para sonreirle a la vida. Regala una sonrisa a quien se cruce en este momento en tu camino, puede ser un compañero de trabajo, un familiar o una persona que no conozcas. Un saludo amable con esa expresión risueña y jovial te va a sorprender gratamente.
“El verdadero secreto de la felicidad reside
en tomarse interés real por los detalles de la vida diaria”
William Morris
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s